El Propóleo a través de la historia

Própolis

Al igual que la miel, el própolis se conoce desde la más remota antigüedad y ha sido ampliamente utilizado por diferentes culturas (egipcia, griega, romana, china, hindú, persa, inca…)  con diversas finalidades, tanto en medicina humana como veterinaria.

Con el posterior desarrollo de la química farmacéutica, y al igual que ocurrió con los tratamientos fitoterápicos, el própolis dejó prácticamente de utilizarse.

Recientemente, se observa un resurgir en su uso y actualmente se investigan sus acciones, efectos y usos en biología y medicina, entre los que destacan su aplicación como suplemento dietético y en la industria farmacéutica.

Própolis Egipto

La referencia más lejana del propóleo data del antiguo Egipto, donde era bien conocido por los sacerdotes, quienes tenían en sus manos la medicina, la química y el arte de embalsamar los cadáveres. El propóleo era una de las sustancias más utilizadas en las mezclas usadas para embalsamar los cuerpos de los faraones.
En el primer libro médico, el papiro de Ebers (escrito aproximadamente en el 1700 a.c.) ya se menciona la cera y el propóleo como medicinas.

Los griegos lo usaban para hacer un perfume muy apreciado. Hipócrates, el padre de la medicina,  prescribía su uso  como un ungüento para el tratamiento de heridas, mientras que Aristóteles re refería a le como el remedio para las infecciones de la piel y las llagas, así como su administración para aliviar las úlceras. En “Historia Natural” su obra clásica, Plinio escribió sobre los poderes curativos del propóleo.

melissa propoleoEn Roma también era muy conocido el propóleo, incluso se ve reflejado en su mitología cuando señala que Júpiter transformó a la bella Melisa en una abeja para que pudiera producir una milagrosa sustancia curativa: el propolis.

incas propoleo

Los incas, en el periodo precolombino lo utilizaban para tratar los procesos inflamatorios febriles y las heridas infectadas.

En la Biblia los profetas hebreos lo mencionan como bálsamo de Galaad o Judea, o simplemente le llaman resina (tzorí) para uso médico y se hace referencia a que era un importante producto en el comercio de los antiguos reinos de Judá e Israel, al igual que el trigo, la miel y el aceite. Se dice que las caravanas de camellos llevaban perfumes, bálsamo (propóleos) y mirra.

El médico y filósofo persa Avicena, en el siglo XI, ya lo utilizaba para curar las heridas de flechas.

103LaMTC.TeoriaDelYinYangEl propóleo también aparece en las recetas chinas antiguas como medicamento activo contra molestias coronarias e hipertensión (por su actividad hipolipémica) y disfunciones  hematológicas.

Ambroise Paré, padre de la cirugía francesa, y al que se deben la ligadura de las arterias en sustitución de la cauterización, y la cura racional de las heridas por armas de fuego; en la primera mitad del siglo XVI usaba el propóleo con fines médicos.

Los médicos europeos del s. XVI en adelante, sobre todo rusos y polacos, utilizaban el propóleo como antibacteriano, tuberculoestático y agente dermatológico antieccematoso y antiacné, y en la odontología era utilizado como tratamiento de abcesos y encías hemorrágicas y en candidiasis bucal y halitosis.

Guerra-anglo-boer

Durante la guerra anglo-boer (1899-1902) en África del Sur, se usaban vendas impregnadas en propóleo con vaselina {“propóleo vasógeno”) para curar las heridas de guerra e Impedir la aparición de gangrenas.

Esta aplicación para heridas de batalla fue utilizada durante la revolución rusa (1917). En los hospitales rusos era más fácil encontrar propóleos que medicinas.

En la antigua URSS, el propóleo merece especial atención en medicina humana y veterinaria, aplicándolo incluso en el tratamiento de la tuberculosis.

También se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial como cicatrizante para el tratamiento efectivo de las heridas.

Por tanto queda claro que el Própolis o Propóleo ha venido siendo usado por las diferentes civilizaciones y culturas a través de la historia por sus reconocidas propiedades antibióticas y curativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s